Problemas de mordida o maloclusión en niños

Mandíbula pequeña | Mandíbula grande

El desarrollo correcto de los maxilares así como la adecuada colocación de los dientes en niños puede determinar no sólo el aspecto facial, sino comprometer funciones tan importantes como la fonación, la deglución, la masticación y la respiración. Uno de los síntomas de alarma en estos pacientes es la aparición de ronquido a edades muy tempranas, asociado o no a pausas respiratorias (Apnea del Sueño). Por esta razón es imprescindible que se realice una primera visita al Ortodoncista o al médico especialista en Cirugía Maxilofacial en el momento en que los padres detecten alguna anomalía en la evolución del desarrollo dental y facial, y en todos los casos, cuando el niño cumple los 7 años de edad.

Una mandíbula que no crece, es sinónimo de una vía aérea que se queda estrecha. Es imprescindible descartar la existencia de Apnea del Sueño en todos los niños en los que se detecte un retraso en el crecimiento mandibular o del maxilar superior. Si su hijo ronca, consulte de inmediato a un experto en sueño.

Todos los niños deben ser revisados a los 7 años de edad para la detección precoz de anomalías en su oclusión (mordida). De este modo se puede diagnosticar cualquier alteración en el crecimiento mandibular y/o en el maxilar superior que pueda comprometer la respiración, y tratarla adecuadamente.

Retrognatia mandibular (clase II): La mandíbula es más pequeña de lo normal

Un problema de nuestra avanzada civilización

Como dice el antropólogo norteamericano Peter Ungar, la mandíbula de los humanos cada vez es más pequeña. La evolución de nuestra raza ha determinado, entre otros, una variación en el tamaño del hueso mandibular, haciéndolo más pequeño. Los dientes se apiñan, la mordida empeora, las muelas del juicio no caben y hay que extraerlas… y el maxilar superior también se desarrolla poco, imitando el escaso crecimiento mandibular. La consecuencia inmediata es que, en la actualidad, la mayoría de los niños necesitan ortodoncia para corregir la maloclusión, y en muchas ocasiones precisan de extracciones de otros dientes sanos, como los premolares, para que el resto de dientes puedan acomodarse de una manera aceptable en la mandíbula.

La explicación antropológica es que los dientes no varían en su tamaño, pero la mandíbula sí. El tamaño mandibular está genéticamente y ambientalmente determinado. La dieta influye notablemente en el crecimiento mandibular, y nuestra avanzada civilización adquiere cada vez más alimentos procesados, y menos frutas y verduras frescas. La masticación es el mejor estimulante del crecimiento mandibular. Si los niños no mastican, la mandíbula no se desarrolla. Debemos realizar todos los esfuerzos posibles para estimular el crecimiento mandibular en niños. Y para ello, la detección precoz de un crecimiento mandibular retardado es esencial.

¿Cuándo hay que operar una mandibula que no crece?

Si la mandíbula presenta un crecimiento escaso, es muy probable que no mejore con los años. Por lo tanto, la intervención quirúrgica podría estar indicada para prevenir alteraciones no solo estéticas, sino funcionales importantes, especialmente en la masticación, el habla, la respiración y el sueño.  La cirugía de avance mandibular mediante técnicas mínimamente invasivas permite incluso su aplicación en niños. Todos los procedimientos que se realizan en la unidad requieren un periodo ingreso de, como máximo, 24 horas. 

Prognatismo mandibular (clase III): La mandíbula es más grande de lo normal

La Ortopedia Dentofacial: El tratamiento precoz dirige el crecimiento mientras el niño se desarrolla, evitando una cirugía en la edad adulta.

La mandíbula (maxilar inferior) se adelanta con respecto al hueso de arriba (maxilar superior). Esta situación es menos frecuente que la anterior. Suele comenzar a edades muy tempranas incluso en niños de 2 ó 3 años, en los que se aprecia un crecimiento dominante de la mandíbula en comparación al antagonista (maxilar superior), existiendo una importante carga hereditaria (genética).  La detección precoz es esencial, porque en estas etapas tan tempranas el tratamiento ortodóncico puede estimular el crecimiento del maxilar superior que en muchas ocasiones está retardado en relación al crecimiento de la mandíbula. Si el tratamiento es el adecuado, podríamos evitar una cirugía de mayor envergadura en la edad adulta.

Las miniplacas de ortodoncia utilizadas tradicionalmente como anclaje óseo ofrecen la posibilidad de aplicar fuerzas ortopédicas, con apoyo única y exclusivamente óseo, 24 horas al día, para el tratamiento precoz de los pacientes con clase III de origen esquelético, entre los 6 y los 14 años de edad. Nuestra unidad posee una amplia casuística en este tratamiento innovador mediante placas de anclaje de Hugo de Clerk (Bollards, o bolardos), con un abordaje sencillo y cómodo para el paciente.

Esta nueva indicación representa una alternativa en el tratamiento de las clases III en niños.

Equipo

Nuestra Unidad Multidisciplinar está formada por un prestigioso equipo de especialistas en Cirugía Oral y Maxilofacial, Anestesiología, Neumología, Estomatología y Ortodoncia, que trabajan en estrecha cooperación con facultativos de otros centros nacionales y extranjeros.

Dra. Pilar Rubio Bueno

Dra. Pilar Rubio Bueno

Cirujana Maxilofacial

La Dra. Pilar Rubio Bueno dirige la Unidad de Cirugía Maxilofacial del Hospital Pardo de Aravaca de Madrid. Es Doctora en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid, y tiene una dedicación exclusiva a la Cirugía Ortognática y la Apnea Obstructiva del Sueño. Es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (www.secom.org) y ha colaborado como revisora de su revista científica. También es miembro de la Sociedad Española de Sueño (www.ses.org.es).

Formación Internacional

Tras obtener la especialización en Cirugía oral y Maxilofacial (Hospital Universitario de la Princesa de Madrid, 1994), completó su formación en Estados Unidos, Alemania y México. Es diplomada por el European Board of Oral and Maxillofacial Surgery (Edinburgh, 2000).

Innovación permanente

Autora de artículos de relevancia internacional, es pionera en el tratamiento de la Apnea Obstructiva del Sueño mediante técnicas mínimamente invasivas, tanto en niños como en adultos.

Dr. Bruno Ardanza Trevijano

Dr. Bruno Ardanza Trevijano

Cirujano Maxilofacial

El Dr. Bruno Ardanza es Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Bordeaux (Francia). Es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Oral y Maxilofacial (www.secom.org). Ha completado su formación en centros de reconocimiento internacional como el prestigioso Jaw Deformities Center en Santa Barbara, California, lo que le ha convertido en uno de los cirujanos con más experiencia en Cirugía Ortognática. Posee además una extensa y existosa casuística en implantología, incluso en pacientes con importante pérdida ósea.

Pertenece al grupo de investigación de nuevas tecnologías del centro Biotechnologie Institute en Vitoria, con el que colabora desde hace años en el desarrollo y aplicación clínica de nuevas técnicas de regeneración ósea.

Contacto

Si reside fuera de Madrid, puede solicitar una primera consulta por videoconferencia.

A los efectos de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/99 de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, ORTOGNÁTICA C.B. le informa que los datos personales que usted nos facilite durante su proceso de registro, o un momento posterior, serán incluidos en un fichero automatizado de datos de carácter personal mantenido bajo la responsabilidad de ORTOGNÁTICA C.B. ORTOGNÁTICA C.B. le informa de que tiene derecho a acceder, rectificar, cancelar y actualizar sus datos de carácter personal, así como a oponerse al tratamiento de los mismos de conformidad a lo dispuesto en la normativa aplicable, mediante el envío de una carta dirigida a: ORTOGNÁTICA C.B. (Hospital NISA Pardo de Aravaca) C/ La Salle nº 12, 28023 MADRID o bien, un correo electrónico a maxilofacial@gmail.com.

Para mí, no solo son mis doctores, son algo más; un pedacito en la historia de mi vida

“Para mí, no solo son mis doctores, son algo más; un pedacito en  la historia de mi vida”.

“Mi problema era de vías respiratorias. Tenía apneas del sueño. Me informé de quienes eran los mejores cirujanos maxilofaciales. Pedí referencias y visité a unos cuantos especialistas.  Cuando conocí a la Dra. Pilar Rubio en mi primera visita a su consulta, ya pude apreciar que era una gran profesional y eso me transmitió mucha tranquilidad y confianza. Así que decidí dar el paso.  Lo mismo puedo decir del Dr. Ardanza, no solo son los mejores cirujanos maxilofaciales, son las mejores personas que he conocido en todo este proceso. Desde el primer momento dejaron ver su gran calidad humana.  Mi problema está solucionado, mis vías respiratorias abiertas y mi apnea curada. Volvería a pasar por sus manos, si fuera necesario, una y mil veces, con los ojos cerrados.  Os llevo en mi corazón”.

Ana Vanesa (Ávila)

Apnea Obstructiva del sueño | Distracción Mandibular (2015)

Es la mejor decisión que haya podido tomar y sólo me arrepiento de no haberlo hecho antes

“Es la mejor decisión que haya podido tomar y sólo me arrepiento de no haberlo hecho antes”.

“Tras una serie de pruebas con mi dentista, me informó del problema que tenía y la forma de corregirlo. Al principio, con muchas dudas y miedo, pero después de hablar con la Dra. Pilar Rubio y el Dr.  Bruno Ardanza, quienes  me informaron muy bien y, de ver las ventajas, no solo estéticas sino también funcionales, me decidí a dar el paso. El cambio ha sido notable en todos los aspectos, no solo físico. También he recuperado mi autoestima”.

“A día de hoy considero que es la mejor decisión que haya podido tomar y sólo me arrepiento de no haberlo hecho antes. A cualquier persona que tenga este problema le recomiendo que no tenga miedo, que al final merece, y mucho, la pena”.

Roxana (Madrid)

Clase III mordida abierta anterior | Cirugía Ortognática Bimaxilar (2016)

Mi problema era grave, mi miedo también

“Mi problema era grave, mi miedo también”

“Desde la infancia tuve problemas funcionales: respiraba fatal y siempre con la boca, tenía mucha mucosidad que me hacía vomitar todas las mañanas. Inicié tratamiento de ortodoncia pero, si bien, consiguieron alinearme los dientes, no fue suficiente para solucionar mi problema. Tenía “mordida abierta”. Mi caso era quirúrgico. Fue, cuando mi hijo se hizo mayor, quien requería tratamiento ortodóncico, el momento que decidí tratarme.  Ahí empezó todo.  La cirugía me sorprendió positivamente, el postoperatorio fue mucho mejor de lo esperado, no tuve nada de dolor.    Ha mejorado muchísimo mi calidad de vida. Respiro fenomenal, no tengo mucosidad, las digestiones han mejorado, se me ha quitado hasta el dolor de cervicales y nunca pensé que era de la tensión mandibular”.

“La Dra. Pilar Rubio y el Dr. Bruno Ardanza son maravillosos. Forman un gran equipo y trabajan con un nivel de calidad insuperable. Son meticulosos y perfeccionistas y mi resultado ha sido inmejorable.  Están siempre en mis oraciones y les estaré eternamente agradecida”.

Mª Paz (Madrid)

Mordida abierta | Cirugía Ortognática Bimaxilar (2008)